Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de trucos para cuidar nuestro cabello.

Para poder lucir un cabello bonito es muy importante cuidarlo.

El cabello necesita unos cuidados esenciales para que esté sano. Si no cuidamos nuestro cabello, este podría comenzar a romperse, se verá apagado y sin vida, su fibra capilar estará deshidratada incluso un mal cuidado del cabello podría provocar la caída del cabello.

A todas nos encanta tener una melena larga y bonita y poder realizarnos diferentes cambios, ya sea de color o de forma, sin que nuestro cabello peligre. ¿Por qué puede peligrar nuestro cabello? Muy fácil, si nuestra fibra capilar está deshidratada y débil, un mínimo cambio de color, como por ejemplo las mechas, o un cambio de forma, como un moldeado, podría dañar más aún el cabello llegando a romperse.

Si nuestro cabello no está correctamente cuidado, el color que le apliquemos no lucirá igual de bonito y luminoso que un cabello sano e hidratado.

Para poder evitar esto y poder lucir un cabello bonito os mostramos unos trucos para poder cuidarlo adecuadamente.

Trucos para cuidar nuestro cabello.

Como hemos dicho anteriormente, es esencial cuidar nuestro cabello adecuadamente para que este luzca sano y luminoso.

Siguiendo los siguientes trucos tu cabello cambiará radicalmente:

  • Hidrata el cabello intensamente, al menos, cada 15 días. La hidratación es el paso más importante para tener un cabello sano. Usa un producto de hidratación adecuado a tu tipo de cabello para aportarle los mayores beneficios posibles.
  • Lava tu cabello con champús de calidad, libres de sulfatos y adecuados a tu tipo de cabello. Es muy importante eliminar los sulfatos de nuestra rutina diaria de higiene. Los sulfatos es un componente que está presente en muchos champús y tiene una acción muy deshidratante.
  • Cuando laves tu cabello no abuses del agua muy caliente. El cabello se debe lavar con agua templada, incluso un toque de agua fría para finalizar el aclarado será ideal para promover una correcta circulación sanguínea.
  • Nunca frotes la fibra capilar, con pasar el champú con nuestras manos realizando un gesto como si estuviéramos acariciado el cabello será suficiente. Si frotamos estamos dañando la fibra y estamos provocando enredos en el cabello.
  • Evita el uso de planchas y secador en la medida de lo posible. El calor de las planchas y del secador dañan la fibra capilar.
  • Si vas a la playa o piscina, aplica antes una pequeña cantidad de tu hidratación intensa en el cabello. Esto hará que tu cabello esté protegido frente al cloro, a la sal y a la exposición solar.
  • Si tu cabello es rizado, usa geles, cremas hidratantes o espumas sin alcohol para definir el rizo. Nunca uses productos con alcohol. Este ingrediente deshidrata la fibra capilar y deja un aspecto de rizos deshidratados, encrespados y sin brillo.
  • Los días que no te apliques una hidratación intensa, usa acondicionadores hidratantes para mantener la hidratación y aportarle al cabello suavidad y luminosidad.
  • Cepilla a diario tu cabello. Esto hará que no presentes enredos. Muchas personas se peinan solo cuando se lavan el cabello y después notan como su cabello está muy enredado, provocando la rotura de la fibra capilar al cepillarlo.
  • Si tu cabello está muy deshidratado, aplica serum y aceites hidratantes después del peinado o incluso cuando el cabello esté húmedo.
  • El día que apliques la hidratación intensa, déjala todo el tiempo que puedas, incluso si vas a estar con el cabello recogido, déjala aplicada, cuando te lo aclares notarás como tu cabello está mucho más hidratado.

Espero que os haya gustado este post sobre trucos para cuidar nuestro cabello y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!