Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de tratamientos faciales imprescindibles en tiempos de COVID 19.

Debido a la pandemia, estamos sufriendo diferentes trastornos psicológicos, físicos, problemas de salud, limitaciones en nuestro día a día, pero también presentamos alteraciones de la piel debido al uso continuado de mascarillas.

Las mascarillas nos protegen y protegen a los demás de ser contagiados por el COVID, por ello es imprescindible su uso siempre que salgamos de casa o siempre que estemos con personas no convivientes, es decir, solamente nos quitamos la mascarilla cuando estamos en casa, el resto del tiempo estamos con la mascarilla. Hay muchas personas que se pasan mucho tiempo fuera de casa y por tanto el uso de la mascarilla es muy prolongado, causando así daños mayores en la piel.

Debido a este problema ha surgido un nuevo término de acné denominado maskné o acné mecánico. 

Tras su uso notamos como la mascarilla se humedece, sobre todo si hablamos mucho o si el ambiente es húmedo. Esta continua humedad en la piel es un entorno perfecto para la proliferación de bacterias y hongos provocando así granos, acné, irritaciones, sensibilidad, rojeces

Para evitar esto, en la medida de lo posible, es muy aconsejado tener varias mascarillas de recambio para poder retirar la mascarilla humedecida y ponernos una nueva que esté completamente seca. De esta manera evitaremos que la piel esté en continuo contacto con la mascarilla húmeda evitando así la proliferación de bacterias.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es la rutina diaria de higiene facial. Es fundamental una rutina adecuada y el uso de productos adecuados para mejorar el estado de la piel y para conseguir una piel sana, hidratada y protegida.

 

TRATAMIENTOS FACIALES IMPRESCINDIBLES EN TIEMPOS DE COVID 19.

 

Para que nuestra piel esté sana es imprescindible seguir una serie de rutinas diarias con unos productos adecuados y personalizados a nuestro tipo de piel, cubriendo así todas sus necesidades. 

La limpieza de nuestra piel es un paso muy importante para que esta esté sana. Si no realizas una limpieza facial adecuada, todos los productos posteriores que apliques no van a penetrar de la misma manera.

En la piel se deposita a lo largo del día contaminación, partículas de polvo, secreción sebácea, maquillaje, restos de productos… Si no eliminamos al finalizar el día todos estos restos y partículas desarrollaremos alteraciones en la piel debido a la obstrucción del poro y creará una barrera impidiendo la absorción de los productos cosméticos que apliquemos.

Con el uso de la mascarilla, ciertas partículas no se adhieren de la misma manera, debido a que parte de nuestro rostro se encuentra protegido por la mascarilla, pero nos encontramos con otro factor más nocivo para la piel, la humedad.

Al finalizar el día deberemos limpiarnos la piel con el producto adecuado, puede ser una loción limpiadora, agua micelar, leche limpiadora, espuma o mousse limpiadora… Lo importante es que si tenemos tendencia al acné, nuestra limpiadora contenga ingredientes secantes, bactericidas, antisépticos… Estos ingredientes harán que nuestra piel esté limpia y libre de bacterias evitando su proliferación y evitando ocasionar una alteración del acné más grave. 

El resto de pieles podrá usar el limpiador que más se adapte a sus necesidades, siendo un limpiador hidratante para pieles secas, un limpiador con ingredientes calmantes para pieles sensibles o reactivas, un limpiador con vitamina C para pieles apagadas, un limpiador con activos antiedad para pieles maduras

Debemos limpiar la piel al menos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Si has tenido muchas horas seguidas la mascarilla, es aconsejable limpiar el rostro una vez retirada la mascarilla.

Para evitar que la piel se irrite demasiado por la fricción de la mascarilla debemos mantener la piel con una óptima hidratación. Usa cremas de tratamiento adecuadas a tu tipo de piel y posteriormente aplica tu crema de protección, SPF 50 preferiblemente. Esto hará una película en tu piel disminuyendo la irritación por fricción.

No olvides: limpia tu piel por la mañana, aplica tu serum, tu crema de tratamiento, tu contorno de ojos y tu crema de protección solar. Por la noche desmaquilla de nuevo tu piel y aprovecha que por la noche es el mejor momento para la renovación celular, por ello usa cremas y serum específicos para tratar manchas, acné, arrugas…

Con estos sencillos tips seguro lucirás una piel perfecta con y sin mascarilla.

Espero que os haya gustado este post sobre tratamientos faciales imprescindibles en tiempos de COVID 19 y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!