Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de tintes sin amoniaco: por qué debemos usarlos.

Hoy en día está muy de moda el cuidado del cabello, eliminando de nuestros productos ingredientes nocivos. En cuanto a la coloración capilar, ha dado un vuelco, se han eliminado muchos productos nocivos para el cabello y se han añadido productos beneficiosos que hidraten, cuiden y protejan el cabello y cuero cabelludo.

Se ha eliminado el amoniaco de los tintes permanentes obteniendo fantásticos resultados. Existen muchas dudas sobre la coloración permanente libre de amoniaco hoy vamos a hablar de ellos para aclararos todas las dudas que tengáis.

Es muy importante elegir bien qué productos nos vamos a aplicar en nuestro cabello y cuero cabelludo, puesto que será algo duradero y podría traernos graves consecuencias.

El uso de tintes de mala calidad con porcentajes de amoniaco muy altos podrían provocar alergias y sensibilidad del cuero cabelludo.

Es muy importante cuidar nuestro cuero cabelludo, ya que al igual que nuestra piel, podría dañarse y afectar a nuestra salud.

Por qué debemos usar tintes sin amoniaco.

Los tintes que en su composición no contienen amoniaco son productos que cubren las canas y modifican el color del cabello de manera suave y siempre cuidando el cabello.

Estos tintes suelen contener ingredientes como aceites y otros productos hidratantes, aportando suavidad al cabello y cuidándolo.

No es necesario el uso de ingredientes como el amoniaco para tener una cobertura total. El amoníaco daña el cabello volviéndolo frágil y deshidratado.

Tras su uso apreciamos un color uniforme, siendo más artificial. Un color natural tiene distintas tonalidades y reflejos, esto lo conseguiremos con los tintes sin amoniaco.

Ventajas de usar coloración sin amoniaco.

Usar tintes que no contienen amoniaco tiene infinidad de beneficios, desde un cabello más hidratado después de la coloración hasta un tono muy natural.

Existen tintes que contienen una cantidad muy pequeña de amoniaco, muchas veces estos tintes también son considerados tintes sin amoniaco, ya que su cantidad es tan baja que no tiene efectos nocivos en el cabello.

Si tu cuero cabelludo es sensible, la coloración sin amoniaco no alterarán tu cuero cabelludo, al contrario, gracias a sus ingredientes hidratantes podrían tener un efecto calmante sobre el cuero cabelludo.

Olvídate de esos picores irritantes que te provocan los tintes de baja calidad.

Existen una gran variedad de tonos para que puedas elegir el que más te guste y el que más se adapte a tu color natural.

Mitos sobre los tintes sin amoniaco.

Existen muchos mitos sobre estos tintes  que nos podrían echar para atrás a la hora de teñirnos.

La coloración libre de amoniaco cubre las canas al igual que los tintes con amoniaco. En muchos casos, tanto en tintes con amoniaco con sin amoniaco, la cana no cubre bien, esto puede deberse a una cana muy dura difícil de teñir, a que hemos dejado menos tiempo de exposición del que deberíamos, a que hemos realizado mal la mezcla del tinte con el oxidante o que no hemos depositado la cantidad de tinte suficiente en el cabello.

Los tintes que no contienen amoniaco tienen la misma duración que el tinte con amoniaco, incluso aportan más brillo al cabello.

Los tintes con amoniaco aportan al cabello un efecto más opaco y sin brillo.

Cuidados para un cabello teñido.

Un cabello teñido necesita unos cuidados esenciales. Partiendo de la base que hemos usado tintes de calidad, deberemos usar productos de calidad también para aumentar su durabilidad.

Eliminaremos los champús con sulfatos, ya que es un ingrediente nocivo para el cabello capaz de arrastrar el tinte disminuyendo su durabilidad. Además, los sulfatos resecan, dañan la fibra capilar y alteran el cuero cabelludo.

Usaremos muy frecuentemente tratamientos de hidratación para evitar que el cabello se deshidrate y de un aspecto de color envejecido y artificial.

Será muy indicado usar champús que cuiden el color y que hidraten el cabello.

Evita la exposición al sol directa, ya que oxidará el color y podría modificarlo.

Espero que os haya gustado este post sobre tintes sin amoniaco: por qué debemos usarlos y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!