Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de rutina facial nocturna a partir de los 40 años.

Nuestra piel con el paso de los años va envejeciendo poco a poco. A partir de los 30 años comienzan los primeros signos del envejecimiento. Comenzamos a notar las primeras líneas de expresión, las bolsas u ojeras comienzan a ser más notorias, necesitamos hidratar más nuestra piel…

Es a partir de los 40 años cuando nuestra piel necesita unos cuidados especiales para retardar esos signos de la edad.

Por qué debemos cuidar más la piel a partir de los 40.

La piel con el paso del tiempo pierde elasticidad, flacidez y luminosidad. Esto se debe a que poco a poco nuestra piel pierde colágeno y elastina.

También la piel muchas veces se ve afectada por el estilo de vida, el estrés, el cansancio, una mala alimentación, un estado de ánimo bajo… Todos estos factores afectan considerablemente a la piel.

La genética también es uno de los factores que más afectan en cuando al envejecimiento. En muchas ocasiones juega una mala pasada pero también puede ser un gran aliado.

Debido a esa pérdida de elastina y colágeno es muy importante cuidar la piel adecuadamente para aportarle todos los nutrientes que necesita para lucir luminosa y rejuvenecida.

Rutina facial nocturna a partir de los 40 años.

A partir de cierta edad debemos modificar nuestra rutina diaria y los productos, ya que necesitamos aportar más nutrientes a la piel y más ingredientes con acción antiedad.

Higiene facial diaria.

La limpieza facial es muy importante en todas las edades. Una correcta higiene facial hará que presentemos una piel sana y cuidada.

A partir de los 40 comenzaremos a usar productos de higiene nutritivos y sin aclarado.

Si usamos productos con aclarado su acción se va en cuanto aclaramos con agua, por ello es importante usar limpiadores indicados a nuestro tipo de piel con acción hidratante y sin aclarado, de esta manera sus ingredientes y propiedades se mantendrán.

Exfoliación facial:

Con el paso del tiempo la renovación celular es cada vez más tardía.

Cuando realizamos una exfoliación facial aceleramos ese proceso de renovación gracias a que eliminamos células muertas dejando paso al crecimiento de otras células nuevas.

Las arrugas se reducen visiblemente gracias a que el grosor de la piel se reduce al eliminar esas células muertas.

Además, al exfoliar la piel eliminamos restos de productos y demás impurezas adheridas a la piel permitiendo la oxigenación de las células y una mejor penetración de los ingredientes beneficiosos.

Cremas de tratamiento antiedad.

A los 40 debemos usar cremas de tratamiento con acción antiedad, aportando esa falta de colágeno y elastina a la piel. Cremas con un alto contenido en antioxidantes son muy recomendadas.

Por la noche usaremos una crema muy nutritiva, ya que por la noche la piel asimila mucho mejor los ingredientes que por el día.

Por el día usaremos cremas con acción antiedad indicadas para nuestro tipo de piel.

Un producto muy importante e indispensable son las cremas de protección solar.

Unos de los signos de la edad son las manchas y estas muchas veces son ocasionadas por una exposición solar sin protección.

Mascarilla facial antiedad.

Las mascarillas son muy indicadas para un aporte mayor de hidratación e ingredientes beneficiosos. Son muy aconsejadas mascarillas nutritivas combinadas con mascarillas con acción reafirmante.

Serum facial.

Los serum son productos con una mayor concentración de activo. Por ello es muy importante el uso de serum previos a la crema de tratamiento para potenciar los efectos de la crema y obtener unos fantásticos resultados.

Espero que os haya gustado este post sobre rutina facial nocturna a partir de los 40 años y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!