Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de rutina de belleza esencial para lucir una piel luminosa.

La piel con el paso de los años y en ciertas circunstancias se vuelve apagada y sin luminosidad.

Para evitar esto es muy importante el uso de ciertos productos y una rutina facial diaria adecuada.

El cuidado de la piel es esencial para mantener nuestra piel sana, luminosa y rejuvenecida.

Nuestra piel no está siempre igual, existen épocas o circunstancias en las cuales debemos cambiar los cuidados diarios de la piel y sus productos y modificarlos por unos que cubran las necesidades del momento.

Una piel luminosa es aquella que mantiene un buen tono de piel y visiblemente tiene una apariencia luminosa sin necesidad de aplicar maquillaje.

Rutina de belleza esencial para lucir una piel luminosa.

Las rutinas diarias de belleza deberán ser las adecuadas a nuestro tipo de piel, de lo contrario podríamos aportar alteraciones en la piel.

Usa limpiadores faciales adecuados a tu tipo de piel. Si tienes la piel grasa, elimina los limpiadores con base grasa, como son las leches limpiadoras. Si tu piel es seca usa limpiadores sin aclarado ricos en vitaminas y nutrientes para que aporten hidratación a la piel. Y si tu piel es sensible usa limpiadores con ingredientes suaves, que limpien la piel sin alterarla a la vez que la calman y la protegen.

El tónico facial es un producto muy indicado para diferentes tipos de piel. En pieles grasas el tónico aporta una sensación de frescor e higiene profunda, si eres propensa a padecer comedones, usa tónico con acción antiséptica. En pieles sensibles esa sensación de frescor ayuda a calmar la piel y en pieles secas aporta una mayor hidratación a la piel.

Además, en muchas ocasiones el limpiador facial contiene un pH bajo, con la aplicación del tónico ayudamos a equilibrar el pH de la piel.

Estos dos pasos son esenciales para mantener una correcta higiene facial, si nuestra piel no está correctamente limpia y desmaquillada podría desarrollar alteraciones como acné o grasa. Al final del día nuestra piel tiene restos de productos, polución, grasa…si no eliminamos estas impurezas de la piel los poros se obstruyen y aparecen las alteraciones cutáneas.

Cremas de tratamiento indicadas a nuestro tipo de piel. Si lo que buscas es aportar luminosidad a la piel porque observas que está apagada y sin vida, usa cremas con vitamina C. La vitamina C es un ingrediente muy beneficioso para la piel, además de hidratarla mejora su tono y aporta luminosidad.

Puedes potenciar los efectos de la crema aplicando antes un serum. Los serum son productos con una mayor concentración del activo, potenciando así sus efectos.

Muchas veces nos pasa que cuidamos al máximo nuestra piel, usamos las cremas adecuadas, el limpiador adecuado, el serum, pero observamos que sigue apagada y no sabemos el por qué.

Muchas veces nos olvidamos de un aspecto esencial para la piel: la exfoliación facial.

La exfoliación elimina las células muertas, los restos adheridos a la piel a la vez que afina los poros. Este proceso es esencial, ya que si no eliminamos las células muertas nuestra piel no podrá lucir luminosa debido a esa capa que presenta.

Exfolia tu piel cada 15 días y notarás como tu piel se vuelve luminosa y con un aspecto mucho más rejuvenecido, ya que disminuyen las arrugas visiblemente.

Espero que os haya gustado este post sobre rutina de belleza esencial para lucir una piel luminosa y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!