Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de errores que se cometen al desmaquillarse.

Después de un largo día cuesta mucho llegar a casa y desmaquillarte. El desmaquillar la piel tan solo te llevará 5 minutos más. Nunca debemos irnos a dormir sin limpiarnos y desmaquillarnos antes.

Este aspecto es muy importante, ya que si no limpiamos la piel a diario podría ocasionarnos alteraciones.

Durante el día estamos constantemente expuestos con el exterior y esto conlleva que en la piel se deposite polvo, polución, sudor, restos de productos y un sin fin de partículas. Si no eliminamos todos estos residuos de la piel, el poro se obstruye poco a poco ocasionando alteraciones, como por ejemplo, el acné.

Además de evitar la aparición de alteraciones en la piel conseguiremos mejorar considerablemente la calidad de la piel. Si usamos un desmaquillante adecuado a nuestro tipo de piel y de calidad podremos aportarle infinidad de beneficios a la piel con el simple gesto de desmaquillarla. Existen muchos productos específicos que aportan luminosidad a la piel, nutrición, activos antienvejecimiento, regulan la secreción sebácea, calman las pieles sensibles… Todo esto además de ofrecerle a la piel descanso e higiene. ¿Todavía piensas que desmaquillarte la piel no es importante?

Errores que se cometen al desmaquillarse.

Muchas veces la tarea de desmaquillar la piel resulta perjudicial debido a desmaquillarnos de manera brusca e incorrecta. Para que la piel obtenga beneficios al desmaquillarnos deberemos tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Frotar los ojos para eliminar la máscara de pestañas es uno de los errores más comunes. Este gesto daña las pestañas pudiendo ocasionar su caída. Lo ideal es desmaquillarlas en sentido del crecimiento de la pestaña, es decir, cerramos el ojo, con ayuda de un algodón impregnado en el producto desmaquillante realizamos movimientos descendentes, desde la raíz de la pestaña hasta la punta. De esta manera la pestaña no sufre.
  • Usar un producto inadecuado. Existen infinidad de productos adecuados para cada tipo de piel, asegúrate de comprar el que más se adapte a las necesidades de tu piel. Por ejemplo, si tu piel es grasa, evita los desmaquillantes con bases grasas.
  • Limpiar tu piel con agua muy caliente puede dañarla, usa el agua templada, aunque el mejor método es usar agua termal, aporta minerales e ingredientes beneficiosos para la piel.
  • Desmaquillarse de manera brusca pensando que así eliminaremos mejor el maquillaje. Esto dañará tu piel y notarás como se enrojece. Usando un buen producto limpiador, con gestos suaves será suficiente para limpiar en profundidad la piel sin necesidad de dañarla.
  • Si usas un cepillo para la higiene facial, asegúrate de que este sea suave y cuidadoso con la piel, al igual que en el anterior punto, un cepillo muy abrasivo dañará la piel.
  • Evita el uso de desmaquillantes con alcohol, ya que pueden provocar una piel deshidratada.

Productos desmaquillantes para cada tipo de piel.

No todas las pieles son iguales, por ello no debemos usar todos el mismo desmaquillante.

Tampoco debemos usar siempre el mismo desmaquillante, puesto que nuestra piel va cambiando con el paso del tiempo y en ciertas ocasiones.

Las pieles grasas deberán usar productos que ayuden a regular la secreción sebácea, eliminando productos que contengan aceites.

Las pieles sensibles usarán productos que limpien suavemente el rostro. Productos con limpiadores fuertes podrían aumentar la sensibilidad de este tipo de pieles.

Las pieles secas o deshidratadas necesitan limpiadores con ingredientes hidratantes, que a la vez que limpian la piel aporten una adecuada hidratación.

Espero que os haya gustado este post sobre errores que se cometen al desmaquillarse y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!