Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cuidados de un cabello teñido.

Hoy un día son muchas mujeres las que se tiñen el cabello. Muchas veces es por una necesidad de cubrir canas y otras por un cambio de color de cabello.

Cuando tomamos la decisión de teñir o de decolorar el cabello, debemos de saber que esto implica mayores cuidados, ya que el cabello ha sido tratado químicamente y esto conlleva un cambio y deterioro de la fibra capilar.

El deterioro de la fibra capilar puede variar en función del producto que usemos y de la técnica.

La decoloración realizada para aclarar el cabello ya sea para realizar una mechas tradicionales o unas mechas balayage daña más el cabello.

Pero también varía en función del producto decolorante que usemos y de la técnica. Un buen producto decolorante y una buena técnica apenas nos dañaría el cabello, solo notaremos que nuestro cabello está más seco y deshidratado.

Con los tintes pasa lo mismo, aunque son mucho menos dañinos (con un tinte nunca llegaremos a quemar el cabello y provocar la rotura de la fibra como con la decoloración). Lo que sí notaremos, en función del tinte que nos apliquemos, que unos resecan más el cabello que otros.

Hoy en día existen mucha variedad de tintes, y de muchos precios.

Un buen tinte debe ser lo más natural posible, dejando de lado los químicos, preferiblemente sin amoniaco o con una proporción de amoniaco muy pequeña. Esto hará que el tinte cuide nuestro cabello y no lo deshidrate.

Cuidados de un cabello teñido.

Al teñir el cabello o decolorarlo, deberemos tener una serie de rutinas diarias diferentes a las que tenemos si nuestro cabello es natural.

Deberemos usar champús aptos para cabello teñido, no debe ser un champú que especifique champú para cabellos teñido, un champú hidratante y sin sulfatos nos vendrá genial, ya que lo que más necesita un cabello teñido es un aporte extra de hidratación.

Tratamientos de hidratación para cabello coloreado.

Debemos usar tratamientos de hidratación intensa para hidratar el cabello desde el interior. Este paso es muy importante, ya que si no le aportamos un buen producto de hidratación el cabello se verá apagado, sin vida y el color se estropeará más rápidamente.

Si nuestro color es un color de fantasía podemos aplicar mascarillas de color, que aparte de hidratar el cabello aportan color mejorando y refrescando el color que tenemos.

A la hora del peinado tenemos que evitar lo máximo posible el uso de planchas. Lo ideal es usarlas el día que nos lavemos el cabello y hasta el próximo lavado no repetir su eso, teniendo en cuenta que deberemos lavarlo 1 o 2 veces a la semana.

El uso de serums, aceites o pomadas hidratantes nos vendrán genial aparte de que nos aportan brillo.

Si nuestro cabello es rizado, usaremos un definidor de rizos hidratante.

Siguiendo estas pautas nuestro color lucirá siempre perfecto y con brillo y nuestro cabello se mantendrá perfectamente hidratado y sano.

Espero que os haya gustado este post sobre cuidados de un cabello teñido y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!