Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de consejos para una buena higiene facial.

Una buena higiene facial es muy importante para poder lucir de un rostro sano, joven y radiante.

Si no tenemos una higiene facial adecuada podría llevarnos a un rostro apagado y un rostro envejecido poco a poco.

Nuestro rostro está constantemente expuesto con el medioambiente, por ello requiere más cuidados que el resto del cuerpo. En él se deposita durante el día impurezas, contaminación del medioambiente, secreción sebácea, restos de maquillaje o cremas… por ello, a diario debemos hacer un servicio de higiene mínimo para eliminar esos restos.

Hábito de higiene diario:

A diario debemos limpiarnos el rostro al menos 2 veces al día. Una al levantarnos y otra al acabar el día, al irnos a la cama.

Cuidado facial por la mañana:

Deberemos desmaquillarnos la piel y limpiarla bien eliminando cualquier resto de crema, secreción sebácea, sudor…

Podemos usar limpiadores con aclarado o sin aclarado.

Posteriormente, si el limpiador no contiene esta acción, tonificaremos la piel con un tónico o loción. Deberemos dejar que se seque por completo.

Una vez seca la piel, aplicaremos el serum adecuado a nuestro tipo de piel.

En la zona de ojos y labios aplicaremos nuestro contorno de ojos. Es muy importante el uso de este cosmético, ya que la piel de los ojos y labios es más delicada y requiere mayor cuidado.

Finalmente, nuestra crema de tratamiento adecuada a las necesidades de nuestra piel. Aplícala mediante masajes estimulantes, favoreciendo su penetración.

Si vamos a estar en contacto con el exterior, ya sea verano o invierno, deberemos aplicar una crema de protección solar encima de la crema de tratamiento para evitar posibles quemaduras y manchas.

Cuidado facial por la noche:

Por la noche el procedimiento es el mismo. Solo deberemos cambiar el uso de productos. Usaremos los productos apropiados para la noche siendo estos más nutritivos. Es muy importante la limpieza previa del rostro, ya que por la noche tenemos muchos restos de impurezas.

Higiene facial completa:

Es aconsejado realizar una higiene facial completa en casa 1 vez al la semana o cada 2 semanas, en función del tipo de piel y una higiene profesional cada mes.

Primeramente, debemos tener la piel limpia, para ello usaremos el limpiador adecuado a nuestro tipo de piel. Repetiremos tantas veces sea necesario hasta que la piel quede completamente limpia.

Posteriormente realizamos la exfoliación para eliminar las células muertas de nuestra piel. Realizar una exfoliación es muy importante para nuestra piel, ya que, al eliminar células muertas de la piel y disminuir el grosor de la capa externa, las arrugas se atenuarán haciéndose menos visibles con su uso.

Deberemos escoger el producto exfoliante en función del tipo de piel.

Normalmente, si el producto no indica lo contrario, masajearemos el exfoliante durante 5 minutos. Pasado el tiempo retiraremos el producto aclarándolo o simplemente retirando el producto con ayuda de una toallita húmeda o un algodón.

Ahora aplicaremos la mascarilla. También deberá ser la apropiada al tipo de piel y a los resultados que queramos obtener.

La dejaremos de exposición entre 15 y 20 minutos. Pasado el tiempo la retiramos con la ayuda de un algodón humedecido o si el producto indica lo contrario, no la retiramos y la dejamos hasta que se absorba por completo.

Finalmente aplicaremos el sérum, nuestro contorno de ojos y labios y por último la crema de tratamiento.

De esta manera, siguiendo estas pautas luciremos de una piel joven y luminosa.

Espero que os haya gustado este post sobre consejos para una buena higiene facial y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!