Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de consejos para lucir unos pies perfectos.

Llega el verano y con él las sandalias. En esta época del año nos encanta ponernos sandalias y lucir de pies, pero muchas veces no hemos cuidado adecuadamente nuestros pies y estos se ven dañados, agrietados y deshidratados.

Unos pies mal cuidados cambiarán por completo la imagen de esas sandalias tan bonitas que estabas deseando poner.

Para evitar esto y que puedas lucir de sandalias este verano te mostramos unos trucos para lucir unos pies perfectos y bonitos.

Consejos para lucir unos pies perfectos.

El paso más importante para conseguir unos pies bonitos será la hidratación. Hidrata tus pies diariamente, una adecuada hidratación previene la aparición de grietas, durezas, sequedad…

Podrás hidratar tus pies con cremas de hidratación específicas para los pies, estas serán más intensas para esta zona, o con tu crema habitual del cuerpo.

Si tus pies ya presentan durezas y grietas, podrás reducirlas con ayuda de un pulidor, son limas grandes específicas para pulir y limar las durezas de los pies reduciéndolas considerablemente. Para retirarlas más fácilmente usa el pulidor siempre después de la ducha. También puedes sumergir los pies en agua caliente durante 5 minutos para ablandarlas y posteriormente pasarle la lima o pulidor para pies.

Si realizas estos 2 pasos correctamente notarás como tus pies cambiarán radicalmente y las durezas desaparecerán.

En cuanto a las uñas hay varios aspectos importantes. Su limado es muy importante para evitar daños en la uña o posibles alteraciones como uña encarnada, infección, deformidad de la uña…

Siempre deberás limar tus uñas en cuadrado, lo más rectas posible, de esta manera evitaremos que la uña se nos acabe clavando en los extremos y provocando infección y dolor.

No te excedas acortando la longitud de la uña. Las uñas tienen una función que es la de proteger la piel, si las limamos en exceso podríamos provocar una sensibilidad en la piel que recubre nuestra uña y podría conllevar a una infección.

Al igual que las manos, los pies tienen cutícula, es esa piel que rodea la uña en la zona superior. Deberás retirarla con ayuda de un palito de naranjo o con la fresa del torno específica para cutículas.

Tan solo deberás retirar la cutícula adherida a la uña, no la cortes.

Si tus pies sufren algún tipo de alteración o presentan una gran cantidad de durezas, uñas encarnadas, etc, acude a tu profesional para realizar una pedicura correcta.

Espero que os haya gustado este post sobre consejos para lucir unos pies perfectos y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.