Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de consejos para el cuidado del cabello.

El tener un cabello sano no es tarea fácil. Muchas veces notamos que nuestro cabello está sin brillo y apagado pero no sabemos qué podría estar dañando nuestro cabello.

Para poder tener un cabello sano será muy importante saber qué factores dañan nuestro cabello y qué productos son los adecuados al tipo de cabello que tenemos.

Además, debemos dedicarle unos minutos al cabello para cuidarlo.

Consejos para el cuidado del cabello.

El cabello y cuero cabelludo necesita unos cuidados especiales y esenciales.

El cuero cabelludo es la piel que recubre la cabeza, es donde se alojan los folículos pilosos encargados del crecimiento del cabello. Si el cuero cabelludo está dañado, el crecimiento del cabello se verá afectado.

  1. Lava el cabello y cuero cabelludo 1 o 2 veces a la semana. Si lo lavas a diario podría provocar que el cabello y cuero cabelludo se deshidraten en exceso provocando una alteración en el cuero cabelludo.
  2. No frotes el cabello cuando lo laves. Un correcto lavado de cabeza deberá ser aplicando una pequeña cantidad de champú en nuestras manos y repartirlo uniformemente por toda la cabeza. Si fuera necesario, aplicamos un poquito de agua para facilitar el lavado. Masajeamos suavemente el cuero cabelludo con las yemas de los dedos (nunca con las uñas). Si nuestro cabello es largo, una vez lavado el cuero cabelludo, pasamos le champú desde la raíz a las puntas con movimientos descendentes, como si estuviéramos acariciando el cabello. De esta manera tenemos el cabello y cuero cabelludo lavado. Nunca frotes la fibra capilar, ya que se dañará y enredará.
  3. Cepilla el cabello a diario. Cepillar el cabello a diario hará que los cabellos que están en fase telógena (fase de caída) se desprendan del cuero cabelludo dando paso a la fase anágena (fase de crecimiento), favoreciendo así el crecimiento de un nuevo cabello. Cepillando el cabello a diario también eliminarás enredos y evitar que estos vayan a más provocando una rotura de la fibra capilar cuando lo cepilles.
  4. Hidrata el cabello. El tener un cabello hidratado es el primer signo de un cabello sano. Aplica siempre que te laves el cabello un acondicionador hidratante en medios y puntas. Si tienes tiempo aplica un tratamiento de hidratación intensa y déjalo todo el tiempo que puedas. Aplícale calor para favorecer su penetración. Si te vas a ir a la playa, deja la hidratación puesta y así tendrás el cabello hidratado y protegido frente al calor, a los rayos solares, al sal y al cloro.
  5. Exfolia el cuero cabelludo una vez al mes. Al igual que pasa en el rostro, el cuero cabelludo también necesita una exfoliación, limpiando y desintoxicando el cuero cabelludo. Al exfoliar el cuero cabelludo eliminamos células muertas y productos adheridos que obstruyen los folículos pilosos. Además, aumenta el riego sanguíneo favoreciendo así el crecimiento del cabello.
  6. Evita aplicar mucho calor al cabello. Evita el uso de planchas y secador. Si es necesaria su utilización, mantén la distancia del cabello con el secador y pasa una o 2 veces la plancha en el mismo mechón. Para facilitar el planchado del cabello sin dañarlo, realiza particiones finas, de esta manera obtendrás mejores resultados sin dañar el cabello.

Los mejores productos para el cuidado del cabello.

Mantener el cabello sano también va a depender de los productos que usemos. Si usamos productos muy económicos será un claro ejemplo de que nuestro producto no es de buena calidad y la mayoría de sus ingredientes serán nocivos para el cabello.

  • Usa siempre productos profesionales. Los productos profesionales nunca los vas a encontrar en el supermercado.
  • Usa champús sin sulfatos, sin parabenos, sin siliconas. Esto te ayudará a que tu cabello se mantenga hidratado y protegido.
  • Usa acondicionadores hidratantes y tratamientos de hidratación intensa naturales. Las hidrataciones más económicas contienen siliconas, las cuales dejan unos resultados al tacto muy buenos, pero eso se debe a que el cabello tiene una película de siliconas que le aporta suavidad, pero en realidad en su interior el cabello sigue seco y deshidratado.
  • Cámbiate a la coloración sin amoniaco y con ingredientes hidratantes. Notarás un cabello más cuidado y con un color más natural y luminoso.

Espero que os haya gustado este post sobre consejos para el cuidado del cabello y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!