Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cómo cuidar el cabello en verano.

El verano es la estación que más nos suele gustar. Nos encanta pasarnos horas en la calle, en la playa o en las piscinas.

En esta época nos pasamos horas con una constante exposición solar y muchas veces no nos cuidamos como deberíamos.

Protegemos e hidratamos la piel pero nos olvidamos de que el cabello también necesita unos cuidados especiales en esta época del año.

Lo que sí observamos es que el cabello en verano se aclara mucho más, se vuelve más áspero, más seco y quebradizo, pero no sabemos por qué ni cómo debemos solucionarlo.

El cabello al igual que la piel sufre con el sol, con el cloro o la sal, por ello habrá que protegerlo, cuidarlo e hidratarlo.

¿Por qué se daña el cabello en verano?

Cierto es que es muy difícil de evitar en verano la exposición solar, pero sí podemos optar por medidas que cuiden nuestro cabello para que no se nos dañe y evitar un corte drástico tras el verano.

El cloro y la sal deshidratan el cabello y el sol lo puede quemar, modificando su color y textura. Si un cabello está seco y dañado podría romperse, producirse las indeseadas puntas abiertas, encrespamiento, el color se verá apagado, sin brillo y más claro de lo normal y al tacto estará áspero.

Para evitar todas estas alteraciones que sufre la fibra capilar en verano es muy importante modificar nuestros hábitos diarios y productos.

¿Cómo cuidar el cabello en verano?

Como hemos dicho anteriormente, el cabello, al igual que la piel, sufre en verano debido a una exposición al sol, al cloro y a la sal.

Lo primero que deberemos hacer antes del comienzo del verano es realizar un corte de cabello para sanear todas esas puntas que pueden estar débiles. Si comenzamos el verano con las puntas mal haremos que nuestro cabello se vea mucho más estropeado, conllevando un corte más drástico, ya que se va “deshilachando” cada vez más y más.

Una vez que nuestro cabello esté sano, comenzaremos a hidratar y nutrir intensamente el cabello. De esta manera el cabello estará más sano y fuerte y evitaremos así que el verano dañe tanto nuestro cabello.

Es muy recomendado aplicarnos la hidratación en nuestro cabello antes de irnos a la playa o piscina, de esta manera el cabello estará protegido todo el tiempo y en contacto con el cloro o la sal no se dañará tanto.

Otro aspecto muy importante y que deberá ser obligatorio es aclararnos muy bien el cabello después del baño, incluso un champú muy suave vendría genial para eliminar los restos de cloro y sal. Si no realizamos este paso, el cloro o sal seguirá deshidratando el cabello hasta que lo lavemos.

Finalizar el lavado con agua fría nos ayudará a refrescarnos, a mejorar la circulación sanguínea y a cerrar la cutícula del cabello.

El uso de gorros, pañuelos, pamelas, etc, nos será de gran ayuda para evitar el daño del cabello, ya que estamos evitando la exposición directa al sol.

Si podemos, evitaremos el uso de secador y planchas.

También está muy indicado optar por recogidos, coletas y peinados sin raya. Además de ser muy cómodos y fresquitos, nos ayudará a que el cuero cabelludo no se queme ni sufra alteraciones por la exposición al sol.

No olvides, lo más importante si quieres tener un cabello sano en verano es hidratar, hidratar e hidratar.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo cuidar el cabello en verano y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!