Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cómo conseguir unos labios cuidados e hidratados.

El cuidado de la piel y del cabello es muy importante para muchas personas. Tener una piel sana, cuidada y luminosa es un aspecto que muchas personas consideran imprescindibles.

Pero en muchas ocasiones descuidamos una de las zonas que hoy en día están muy valoradas: los labios.

Hoy en día a todas las personas les encanta lucir unos labios jugosos, con un color saludable y con aspecto de más volumen.

Para conseguir esto es importante tener unos cuidados especiales para esta zona tan delicada.

Los labios se caracterizan por tener una piel muy fina la cual se deshidrata y se daña fácilmente.

Cuidados esenciales para conseguir unos labios cuidados e hidratados.

Los labios son una de las zonas más delicadas del rostro junto con el contorno de los ojos. Por ello deberemos tener especial cuidado para que estos estén sanos.

Los labios, al igual que el resto del cuerpo, es una piel expuesta constantemente a los daños del exterior, por ello deberemos protegerlos tanto del sol como del frío.

Debemos usar cremas de protección solar indicadas para los labios, evitando que se deshidraten en exceso y que se dañen por la exposición solar.

Exfolia los labios 1 vez a la semana para eliminar todas esas pielecillas que se acumulan y que tanto molestan, sobre todo a la hora de maquillarnos los labios.

Hidrata intensamente los labios. Al estar expuestos con el exterior constantemente se deshidratan muy fácilmente, por ello usa cremas de hidratación intensa indicadas para el cuidado de los labios. Unos labios hidratados tienen menos riesgo de padecer descamación.

El invierno es una de las estaciones que más dañan los labios debido al frío, a los cambios de temperatura, al viento y a la exposición solar.

Por ello también debemos aplicar cremas de protección solar para proteger los labios del exterior.

Evita morderte la piel de los labios, ya que puedes provocar heridas fácilmente.

Cuando veas que tus labios necesitan hidratación porque los notas tirantes y deshidratados, aplica un bálsamo hidratante, de esta manera tus labios estarán hidratados y jugosos. Nunca recurras a humedecerlos con tu propia saliva, ya que esto provocará una mayor deshidratación y con el frío y el viento podrían aparecer heridas e irritación.

Si te gusta esa sensación de labios jugosos y con volumen, existen productos específicos para el cuidado de los labios que, además de hidratar, contienen ingredientes como el ácido hialurónico que aportan un volumen extra a los labios a la vez que previenen los signos del envejecimiento.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo conseguir unos labios cuidados e hidratados y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!