Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cómo conseguir una piel luminosa a cualquier edad.

Existen muchas personas que tienen un mismo problema en común: piel apagada, cetrina y sin luminosidad. En este post vamos a ayudaros a combatir ese problema y conseguir una piel luminosa y radiante. 

En verano la piel sufre mucho debido a un exceso de exposición solar, por ello cuando llega el invierno observamos que nuestra piel se ve apagada y sin luminosidad. Para evitar esto debemos seguir una serie de cuidados esenciales para que nuestra piel esté sana y pueda tener ese aspecto radiante y luminoso. 

Muchas veces luchamos por corregir este problema con maquillaje, iluminador y demás productos cosméticos, pero una vez retirado observamos que nuestra piel sigue estando apagada y sin vida. 

Una piel luminosa es sinónimo de juventud, es por ello por lo que también muchas personas cuidan su piel para que esta, con el paso de los años, no envejezca y no tenga un aspecto mate, apagado, con arrugas, manchas, flacidez, etc. 

Cómo conseguir una piel luminosa a cualquier edad. 

Como hemos dicho anteriormente, una piel luminosa y radiante es sinónimo de una piel joven y sana. Por ello debemos cuidar al máximo nuestra piel, sobre todo cuando nuestra piel es más madura. 

Para que nuestra piel se mantenga luminosa y radiante es imprescindible tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Tener una dieta sana y equilibrada.
  • Mantener una higiene diaria adecuada.
  • Usar productos cosméticos adecuados a nuestro tipo de piel.
  • Usar protección solar a diario.
  • Exfoliar la piel con frecuencia. Valorar la frecuencia en función de cada tipo de piel.
  • Aplicar cosméticos con vitamina C, vitamina que aporta luminosidad a la piel.
  • Mantener una adecuada hidratación. Una piel deshidratada tendrá un aspecto apagado y sin vida. 
  • Beber mucha agua para mantener una óptima hidratación.
  • Usar cosméticos con antioxidantes, son muy indicados para pieles apagadas.
  • Aplicar cremas y serum con ácido hialurónico de bajo peso molecular.
  • Además, puedes acompañar todo esto con tratamientos profesionales, como radiofrecuencia, para aportar una mayor luminosidad y unos efectos más notorios.

Causas de una piel apagada y sin luminosidad.

En ocasiones observamos que nuestra piel está apagada y sin luminosidad, esto se puede deber a diferentes causas, las cuales deberemos saber para cambiar nuestros hábitos y conseguir una piel luminosa:

  • Malos hábitos de higiene. Es imprescindible limpiar la piel por la mañana y por la noche para conseguir una piel sana. 
  • Usar cremas y serum adecuados a nuestro tipo de piel. En ocasiones usamos productos cosméticos que no son adecuados para nuestro tipo de piel, esto podría ocasionar alteraciones en la piel o no nos estaría cubriendo sus necesidades. 
  • Tabaco y alcohol. Los malos hábitos como el consumo de alcohol y de tabaco podría ocasionar una piel apagada y sin luminosidad. Su consumo también ocasiona un envejecimiento prematuro de la piel.
  • Excesiva exposición solar sin cremas de factor de protección alto.
  • Exposición prolongada a dispositivos y pantallas. Hoy en día existen cremas de protección frente a la luz azul que desprende las pantallas y dispositivos.
  • Piel deshidratada. Es muy importante mantener la hidratación adecuada. Una piel deshidratada envejece más rápido provocando arrugas prematuras, manchas cutáneas, descamación, piel apagada, sin vida, mate…
  • Uso de cremas de mala calidad. El uso de cremas de mala calidad o de ingredientes inadecuados ocasionan alteraciones o no causan efectos en la piel, es decir, no mejora su estado ni cubre sus necesidades esenciales.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo conseguir una piel luminosa a cualquier edad y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!