Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cómo combatir los daños del sol y cómo prevenir el fotoenvejecimiento.

El sol y sus rayos solares provocan muchos beneficios en nuestro organismo.

Al igual que produce beneficios, un uso indebido, una exposición excesiva o no usar los productos necesarios de protección solar podrían provocar daños en la piel y un envejecimiento prematuro.

A muchos nos encanta el verano y pasar horas al sol, en la piscina, en el mar, pero debemos tener en cuenta sus perjuicios y consecuencias. Para ello os mostramos los beneficios que produce el sol, sus perjuicios y cómo poder combatir los daños del sol y el fotoenvejecimiento.

Beneficios de la exposición solar.

  • Promueve la síntesis de vitamina D.
  • Mejora ciertas alteraciones de la piel como psoriasis, dermatitis, acné…
  • El estado de la piel mejora considerablemente.
  • Mejora nuestro sistema óseo fortaleciendo los huesos.
  • Ayuda a reducir la presión sanguínea debido a la vasodilatación que provoca el sol.
  • El sol provoca una mejoría en el estado de ánimo.

Daños que provoca el sol en nuestro organismo.

  • Fotoenvejecimiento prematuro.
  • Aparición de manchas en la piel.
  • Quemaduras solares.
  • Riesgo de padecer cáncer de piel.
  • Lesiones en los ojos.

Cómo combatir los daños del sol y prevenir el fotoenvejecimiento.

Cómo hemos visto, la exposición solar tiene tanto beneficios como perjuicios, para poder beneficiarnos de todos sus beneficios y prevenir sus perjuicios es importante tener unos cuidados a la hora de exponernos al sol.

Usa crema de protección solar alta. La crema de protección solar crea una barrera en la piel impidiendo que los rayos solares penetren y provoquen daños en la piel.

Su uso también previene la aparición de manchas, de quemaduras solares y de arrugas por fotoenvejecimiento.

Evita la exposición solar en las horas que más incide el sol. Evita tomar el sol entre las 12 y las 16 horas, ya que estas son las horas en las que el sol incide más y más daña nuestra piel.

Usa gorros y sombreros para evitar que nuestro rostro pase horas expuesto al sol.

Una correcta hidratación es fundamental para que nuestra piel esté sana.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo combatir los daños del sol y cómo prevenir el fotoenvejecimiento y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!