Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cómo aplicar la crema facial: trucos y consejos.

La aplicación de la crema facial parece muy sencilla pero no siempre nos la aplicamos correctamente.

A la hora del cuidado facial es esencial saber aplicar correctamente todos los productos, en el orden adecuado y la cantidad necesaria.

Ciertas cremas, como por ejemplo las cremas reafirmantes, necesitan una aplicación adecuada para potenciar sus beneficios.

Cómo aplicar la crema facial: Trucos y consejos.

 

Para sacarle el máximo partido a nuestra crema facial hoy os vamos a mostrar trucos y consejos para su correcta aplicación.

 

Cantidad necesaria que debemos aplicar de crema de tratamiento.

 

Muchas veces no sabemos cuánta cantidad aplicar y pensamos que aplicando más será más efectiva o en otras ocasiones aplicamos muy poquita cantidad de crema. Las dos opciones son errores que cometemos y que debemos cambiarlos para saber aprovechar al máximo tanto la duración como los efectos beneficiosos de la crema.

La cantidad general de crema facial es la medida de un garbanzo o de una moneda de 1 céntimo, pero si observamos que nuestra piel según estamos aplicando la crema hay zonas con escasez de crema o que la ha absorbido rápidamente, podremos replicar una pequeña cantidad en esas zonas más deshidratadas.

Cuándo y con qué frecuencia debemos aplicar nuestra crema.

 

Una correcta hidratación será el factor más importante para el cuidado de nuestro rostro. La hidratación es el mejor aliado contra el envejecimiento, por ello deberemos mantener la piel hidratada a diario.

Debemos aplicar crema de tratamiento en el rostro dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Por el día aplicaremos la crema de tratamiento con protección solar o la crema y encima de la crema la protección solar. Por la noche aplicaremos una crema más nutritiva para potenciar la hidratación y los efectos deseados.

Es importante su uso a diario, una piel seca y deshidratada envejece más rápidamente apareciendo arrugas, manchas, descamación, un tono de piel apagado…

¿Es importante el orden de aplicación de los productos de cuidado de la piel?

 

Para que los efectos de los productos sean notorios y lleguen correctamente las capas internas de la piel es muy importante mantener un orden, ya que existen productos que crean una barrera en la piel impidiendo la penetración de otros productos.

Comenzaremos por limpiar la piel, usaremos el desmaquillante o limpiador adecuado a nuestro tipo de piel, posteriormente aplicamos el tónico, si nuestro desmaquillante es sin aclarado y contiene una acción tonificante no será necesario este paso, después del tónico aplicamos el serum adecuado a nuestro tipo de piel, este producto es muy recomendado su uso, ya que gracias a su alta concentración del activo potencia los efectos deseados. Después de tener la piel limpia, tonificada y con nuestro sérum comenzamos a aplicar la crema, primero aplicaremos la crema de contorno de ojos y labios, previniendo así la aparición de arrugas de expresión, de bolsas o de pérdida de volumen del labio. Después del contorno aplicaremos ya nuestra crema de tratamiento facial.

Si es de día, después de la crema de tratamiento aplicamos la crema de protección solar para crear así una barrera en la piel, impidiendo que los agentes externos la dañen.

¿Cómo se debe aplicar la crema facial?

 

La crema facial siempre se aplicará por todo el rostro y la repartiremos con movimientos ascendentes, potenciando así un efecto reafirmante.

Si aplicamos cremas reafirmantes o antiedad, realizaremos masajes reafirmantes y tonificantes para potenciar sus efectos y que nuestra piel luzca tersa.

Consejos para una correcta penetración de nuestra crema.

 

A veces, si nuestra piel no está adecuadamente preparada, la crema facial no penetra y sus resultados no son notorios.

Es esencial una correcta higiene diaria para eliminar restos de productos e impurezas adheridas a la piel, de esta manera la crema penetrará perfectamente y no introduciremos en la piel impurezas como la contaminación.

La exfoliación es un factor muy importante y esencial. Exfolia la piel 1 vez a la semana o cada dos semanas, en función del tipo de piel. La exfoliación realiza una limpieza profunda de la piel, eliminando todo tipo de impurezas adheridas y células muertas acumuladas sobre la piel.

La exfoliación, además, favorece la producción de colágeno y reduce el grosor de la capa externa de la piel, disminuyendo así las arrugas.

Sigue todos nuestros consejos y trucos para aplicar tu crema facial y comienza a disfrutar de todos sus beneficios.

Espero que os haya gustado este post sobre cómo aplicar la crema facial: trucos y consejos y si es así nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu piel sana, luminosa y radiante!