Hola a tod@s, hoy en Bettina Gullón os vamos a hablar de cambios en nuestra rutina diaria para evitar el cabello encrespado.

El cabello encrespado es uno de los problemas que sufren muchas personas. Los cabellos más propensos a sufrir el indeseado cabello encrespado suelen ser cabellos rizados y cabellos fuertes, aunque por unos hábitos diarios inadecuados podremos provocar el encrespamiento del cabello.

El cabello es una parte de nuestro cuerpo que necesita unos cuidados esenciales para que este luzca sano, luminoso y sin encrespamiento. Si no lo cuidamos adecuadamente ni con los productos adecuados somos nosotros mismos los causantes del encrespamiento.

También hay otros factores que provocan el encrespamiento, como por ejemplo, el tiempo, el clima, el secado del cabello…

En este post os vamos a mostrar los cuidados esenciales para nuestro cabello y qué debemos hacer para evitar el cabello encrespado.

Cuidados esenciales para nuestro cabello.

El cabello necesita unos cuidados básicos diarios y unos buenos hábitos de higiene, acompañado por unos productos adecuados al tipo de cabello.

Lo primero y más importante será unos hábitos de higiene adecuados. Deberemos lavar nuestro cabello con el champú adecuado a nuestro tipo de cabello, cubriendo así sus necesidades desde el principio.

A la hora de elegir el champú será muy importante eliminar todos aquellos que contengan sulfatos y parabenos. Los sulfatos están presentes en muchos champús, contienen una acción muy deshidratante causando daños en la fibra capilar.

Para que nuestro cabello esté sano deberemos mantener una hidratación adecuada. Este podría ser uno de los pasos más importantes para tener un cabello sano y luminoso. Si nuestro cabello está seco y deshidratado lucirá apagado, sin vida, sin luminosidad y podría presentar encrespamiento debido a esa deshidratación.

Hidrata siempre tu cabello después de cada lavado, si no puedes aplicar un tratamiento de hidratación intensa, usa acondicionadores hidratantes. De esta manera tendrás una adecuada hidratación y notarás un encrespamiento mucho menor.

Elimina de tus productos el alcohol. El alcohol, presente en productos como espumas, definidores de rizos, gominas o sprays, deshidratan el cabello en exceso aportando un aspecto apagado.

Cambios en nuestra rutina diaria para evitar el cabello encrespado.

Muchas veces tenemos manías que, sin darnos cuenta, estamos dañando el cabello y provocado su encrespamiento. Es muy importante saber detectar esos actos inadecuados para corregirlos y poder comenzar a cuidar nuestro cabello.

Seca tu cabello siempre a favor de la cutícula del cabello, es decir, desde la raíz hacia las puntas, si lo hacemos en sentido opuesto estamos favoreciendo un cabello encrespado.

Mantén siempre la hidratación adecuada. Si mantienes tu cabello hidratado ya tienes medio camino hecho para reducir el encrespamiento.

Nunca frotes tu cabello al lavarlo ni al secarlo. Siempre realiza movimientos suaves.

Usa bálsamos y productos antiencrespamiento. Estos productos ayudan a sellar la cutícula del cabello reduciendo considerablemente el encrespamiento.

Una de las soluciones más efectivas y duraderas son los tratamientos alisadores. Existen tratamientos alisadores, que además de reducir el encrespamiento ayudan a alisar el cabello. También existen tratamientos específicos para cabellos rizados que solo buscan reducir el encrespamiento y mantener su rizo.

Espero que os haya gustado este post sobre cambios en nuestra rutina diaria para evitar el cabello encrespado y si es así nos encantará que lo compartas en tus redes sociales.

Muchas gracias, hasta pronto.

¡Disfruta y luce tu cabello sano y brillante!